Secaderos de congrio

En Muxía se conservan los únicos secaderos de congrio de todos los que antiguamente existían en la Costa da Morte, una tradición que se remonta al siglo XV. El proceso de secado del congrio es laborioso y complicado, el pescado una vez limpio y estirado es colocado en las  "cabrias" que son estructuras de troncos de madera colocados en disposición horizontal y vertical, donde pasará días expuesto al sol y a los vientos marinos.

Este proceso de secado  artesanal y posterior envasado para su comercialización, se remonta en el tiempo a un época en el que el pescado fresco estaba casi reservado a los que vivían cerca del mar por las dificultades para su transporte. Hoy en día, con una demanda menor se ha convertido en un  articulo de lujo que se exporta fundamentalmente, como en aquellas épocas, a Cataluña y   Aragón principalmente. En la actualidad  solo se  conservan tres secaderos en toda Europa, todos ellos en Muxía donde también se celebra cada año por semana santa, la fiesta de exaltación y degustación de este rico manjar.    



Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This