Cascada de Ezaro

El río Xallas tras cruzar varios municipios de la Costa da Morte, en su desembocadura, se precipita desde una altura superior a los cuarenta metros directamente sobre las aguas del oceano Atlántico, formando una preciosa cascada. Este  espectáculo natural recibe el nombre de "Fervenza do Ezaro" o "Cascada del Xallas". Situada en la localidad de O Ezaro, en el municipio   coruñés de Dumbría.



Desde el pequeño pueblo de O Ezaro, justo en frente de la playa se encuentra la estrecha carretera que conduce a la cascada. Lo primero que encontramos a pocos metros, es el pequeño puerto deportivo más adelante el aparcamiento para dejar los coches, al lado un gran parque con una gradería donde empieza el paseo que conduce hasta los pies de la cascada. Los alrededores son impresionantes y están muy bien cuidados. Aquí la nota negativa corre a cargo de la mano del hombre,  ya que cerca  se encuentra una central eléctrica que corta el curso del río y aprovecha gran parte de su caudal para convertirlo en energía. Con todo eso la cascada es todo un espectáculo natural, digno de contemplar.


Desde el aparcamiento se coge la empinada carretera que conduce al mirador. Merece la pena subir, las vistas son preciosas. Desde lo alto se contempla  todo el pequeño pueblo de Ezaro con la desembocadura del río y su playa. A la izquierda el imponente y majestuoso Monte Pindo, impresionante mole granítica que alcanza su máxima altitud en Pena da Moa con unos 630m . En el centro se divisan las Islas Lobeiras y más a la derecha el antiguo fin de la tierra el  Cabo Fisterra.






Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This