La leyenda de Buserana

Como se acerca Halloween os voy a contar un cuento, pero no es de terror, aunque tiene su parte trágica. Es una leyenda de esas que tanto abundan por nuestras tierra, historias de naufragios, de encantamientos, de meigas... ya se sabe que aunque no creas en ellas "habelas hainas".Nuestra fatídica historia de amor se remonta en la noche de los tiempos... 


Cuenta la leyenda, que en un tiempo muy lejano había un castillo de elevadas torres y colosales muros erguido sobre un antiguo castro céltico, cerca de la localidad costera de Muxía. Tal fortificación pertenecía a una acaudalado señor. Tenía este poderoso noble una preciosa hija, huérfana de madre, llamada Florinda. La cual residía la mayor parte del tiempo con una vieja pariente del conde, ya que este se ausentaba durante largos periodos a causa de sus negocios y las guerras.
En una de esas obligadas ausencias, llegó a las puertas del castillo un hermoso trovador de nombre Buserán, que con su laúd a la espalda y sus dulces melodías encandiló a la joven Florinda. Pronto surgió el amor entre ambos, campos y rocas frente al mar fueron testigos de su felicidad. Hasta que un día regresó su padre, quien al saber de aquel amor, prohibió el romance   expulsando al juglar de sus dominios y encerrado a su hija en un incomunicado aposento. Todas las noches desde su prisión  Florinda escuchaba las dulces canciones de amor que Buserán  desde los alrededores del castillo le dedicaba. Esto encolerizó todavía más al conde quien ordenó a sus sirvientes acabar con la vida del trovador arrojándolo al mar, a las entrañas de una profunda caverna.Pasado el tiempo y recuperada su libertad, Florinda enloquece al conocer la terrible noticia. Rota de dolor vagaba por las orillas del mar clamando por su amado, cuando de repente una gigantesca ola, por unos segundos adoptó la forma de Buserán y abrazando fuertemente a la muchacha se la llevó consigo  a las profundidades del mar, donde por fin  juntos descansarían para siempre.
Hoy ese lugar próximo a la  playa de Lourido es conocido como la  " Furna da Buserana" y en las noches de mal tiempo, cuentan los marineros, que es posible oír las dulces melodías del trovador.








Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This