Prestige, 10 años después

Diez años después apenas quedan restos visibles de una de las mayores catástrofes ecológicas de la historia, tan solo algunos monumentos, como este enorme monolito situado en Muxía llamado " A ferida" . Pero más que una herida lo que nos dejo el Prestige fue el recuerdo imborrable de un movimiento social sin precedentes que asombró al mundo, la "marea blanca". 



"A ferida" obra del escultor Alberto Bañuelos y donada por Aegon seguros, recuerda el desastre del Prestige y la labor de los voluntarios, trata de simbolizar la ruptura, el impacto que supuso esta catástrofe ecológica para las costas gallegas. Con más de once metros de alto y más de cuatrocientas toneladas  era o es la escultura mas grande de España. Además de este monolito, calles, paseos y edificios llevan su nombre en recuerdo a la "marea blanca". Hoy en día la costa luce en todo su esplendor y solo la memoria y estos monumentos nos recuerdan lo que aquí pasó.







Recuerdo aquel 13 de Noviembre del 2002, recuerdo aquel buque petrolero de nombre Prestige, recuerdo la confusión inicial, recuerdo como el mar ya no olía a mar, recuerdo la llegada de las cámaras y muchos muchos periodistas, recuerdo todo lo que vino después, la angustia, la desesperación, las mentiras... recuerdo la llegada del ejercito, la visita del rey, recuerdo el chapapote el "nunca máis"...pero sobretodo recuerdo a los voluntarios a los miles y miles de voluntarios llegados de todas partes como una ola de esperanza que inundó nuestras costas y nuestras pequeñas y tranquilas villas marineras, movidos por la solidaridad, la ayuda desinteresada al prójimo y el respeto al medio ambiente. Para todos esos héroes anónimos nuestro pequeño y particular homenaje y sobre todo GRACIAS









Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This