O Cebreiro


En la alta montaña lucense, a unos mil trescientos metros de altitud, en el limite de las provincias de Lugo y León se encuentra el pequeño y pintoresco pueblo de O Cebreiro. En el parque etnográfico de esta población, destacan las tradicionales pallozas restauradas y su iglesia. Lugar durante siglos  de obligada parada para los peregrinos del Camino de Santiago Francés, ya en territorio gallego.


Esta pequeña aldea que parece sacada de algún cuento o libro de historia, juega un papel fundamental en el Camino de Santiago, ya que es la primera para obligada y lugar de pernoctación, ya por fin para muchos, en tierras gallegas. Por eso es frecuente ver por sus callejuelas de piedra a numerosos peregrinos llegados de todas las partes del mundo. En ese aspecto podíamos destacar su iglesia, que recibe el nombre de " Santa María La Real del Cebreiro" por haber sido declarado santuario de protección real, favoreciéndose así de privilegios reales desde la antigüedad. Fundada probablemente por los mojes benedictinos en el siglo IX, es de estilo prerrománico.


Otro de los atractivos de O Cebreiro son sus tradicionales "pallozas" restauradas, con sus típicas paredes de piedra y sus techos cubiertos de paja. En el interior de alguna de ellas se conserva,  a modo de museo, el sencillo mobiliario domésticos, que reflejan y nos hacen pensar en las duras condiciones de vida en la montaña.



La visita O Cebreiro es más que recomendable, además está al lado de la autovía A6 una de las principales vías de entrada a Galicia. Es un pueblo muy turístico, casi podríamos decir que la mayoría de las casa que lo forman o son bares, tiendas, pensiones rusticas, albergues o restaurantes. La verdad es que teníamos muchas ganas de visita O Cebreiro, y no nos defraudó, disfrutamos mucho de nuestra estancia allí y los peques ya ni os cuento. Aunque...vale, tengo que reconocer que también uno de los principales motivos de nuestra pasada visita a este pueblo, fue el poder disfrutar de un día en la nieve. Que queréis! para los que vivimos al lado del mar el poder contemplar esas bellas estampas de paisajes nevados es algo a lo que no estamos muy acostumbrados. Así que si O Cebreiro es bonito todo el año, con nieve tiene un encanto especial!!




Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This