Camino de Fisterra - Muxía , etapa final

En alguna ocasión ya hemos hablado del camino Fisterra-Muxía, que es la única ruta o variante del camino de Santiago que empieza donde todas las demás terminan, en la catedral compostelana. Desde hace siglos son muchos los peregrinos que deciden poner el final a su camino en las antiguas tierras del fin del mundo. Hoy queremos hablar de la última etapa que une estos dos míticos finales, el epílogo del camino.


Es una etapa de unos treinta kilómetros, que se puede realizar en ambas direcciones, cada peregrino elije su camino y escoge su final. Aunque es cierto que la mayoría de las guías apuntan en dirección de Fisterra a Muxía, también es cierto que resulta muy lógica a la inversa y así la recorren muchos caminantes.
Salimos de Fisterra por pistas asfaltadas que nos conducen a la localidad de Duio, la antigua legendaria ciudad romana de Dugium. Donde, según cita el Códice Calixtino, los discípulos de Santiago llevaron el cuerpo del apóstol para solicitar enterramiento. El camino continua por pistas de barro de concentración y otras asfaltadas de poco transito, atravesando numerosas aldeas, Hermedesuxo, Buxán , Suarriba ... por donde entre los campos y bosques podemos divisar  la inmensidad del  Atlántico y la salvaje  playa de O Rostro.


 Hasta llegar a la aldea de Padrís, donde aquí el camino se mete de lleno dentro de un bosque que nos conducirá primero a Canosa y después a  Lires. En esta localidad se puede dividir la etapa en dos, y pasar aquí la noche, aunque no cuenta con albergue público, si hay distintos alojamientos privados, bares, puntos donde sellar las credencial (recuerda que tanto en Muxía como en Fisterra dan documentos acreditativos de haber  realizado esta variante  del camino, parecido a la famosa compostelana). Hasta Lires llevamos catorce kilómetros y faltan veinte para llegar a  Muxía. Una vez más la decisión de continuar o no, corresponde a cada peregrino y a estas alturas del camino también depende de las fuerzas y los km que arrastren las piernas. Seguimos, tras dejar atrás esta localidad descendemos hasta el río Castro, que cruzamos gracias a un puente de reciente construcción , justo al lado podemos ver los antiguos pasos de piedra que  utilizaban los peregrinos hasta no hace mucho para cruzar el río.


 En la otra orilla, ahora ya en territorio perteneciente al concello de Muxia, continuamos por caminos y carreteras primero hasta Frixe, Guisamonde y mas tarde Morquintian, donde un cruceiro y una fuente llaman nuestra atención. Desde aquí un tramo todo en subida, tal vez  los km más durillos de la etapa, que terminan en las inmediaciones del Monte Facho a unos 270m de altitud.


 Después de un reparador descenso hasta la aldea de Xurarantes, el camino ahora por carretera nos lleva hasta la  playa de Lourido ya muy cerca de nuestra meta. En la entrada del pueblo os encontrareis el albergue da Costa, el cual os recomiendo, un acogedor albergue con vistas al mar. Cruzamos toda la bonita villa marinera de Muxía para llegar al Santuario de Nosa Señora da Barca, los últimos metros son espectaculares. Más información sobre este mítico lugar en este otro artículo.






Ver otras etapas  Camino Fisterra - Muxía
Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This