Fervenza do Toxa

La fervenza del río Toxa, situada en el municipio pontevedrés de Silleda, es una de  las cascadas más altas y mas famosas de Galicia. Todo un espectáculo natural de más de 60 metros de altura. La cascada en sí es impresionante, pero también destaca por el paisaje que la rodea. Situada en un frondoso bosque de robles, castaños y otras especies autóctonas, en pleno corazón de  la comarca del Deza.



Desde la localidad de Bandeira no resulta demasiado difícil encontrar la cascada, eso sí, hay que estar especialmente atentos a las indicaciones existentes. Por si acaso os dejo el mapa...


Ver Fervenza do Toxa en un mapa más grande

Una vez encontrada la pista de barro que conduce a la fervenza, se puede recorrer un tramo en coche, después aparcamos y seguimos andando durante medio kilómetro. Un agradable paseo, por un precioso bosque repleto de especies autóctonas, de esos bosques que desafortunadamente ya no abundan. Por entre los arboles podemos adivinar el rió Toxa que muy cerca de aquí desemboca en el Deza, río que da nombre a toda la comarca, y este a su vez desemboca en el conocido río Ulla. Poco antes de llegar a la cascada hay unas mesas y bancos de piedra, ideal para un picnic.



Desde aquí también parte una bonita y muy recomendable ruta de senderismo de unos cinco kilómetros y medio hasta el monasterio de Carboeiro. Un poco más adelante está la preciosa fervenza do Toxa, todo un autentico espectáculo natural!!


Tengo que reconocer que en nuestra visita a la fervenza sufrí dos pequeñas decepciones, tranquilos guardad las antorchas que no es mi intención hablar mal de la cascada ni muchísimo menos. Simplemente que había visto fotos y dado que este invierno por Galicia ha llovido lo que no está escrito, me la imaginaba con mucho mas caudal de agua. La segunda es mas bien una autocrítica, puesto que las fotos que ilustran este artículo creo que no hacen justicia al sitio, no he podido o no he sabido captar toda la magia del lugar. También nos quedamos con ganas de verla en otoño, cuando las hojas empiezan a caer y los bosques toman esas tonalidades marrones, tiene que ser una pasada. Sin duda habrá que volver!



Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This