Monasterio de Carboeiro


El antiguo monasterio benedictino de San Lorenzo de Carboeiro está situado a orillas del río Deza, en la parroquia de Carboeiro perteneciente al municipio pontevedrés de Silleda. Este monumento histórico-artístico del siglo X, es una joya del románico gallego, declarado como bien de interés cultural. Situado en un frondoso bosque, también destaca por la belleza del paisaje que lo rodea.



Encontrar el monasterio no resulta demasiado difícil si seguimos las indicaciones existentes, tanto desde la localidad de Bandeira como desde Silleda. Eso que está en un lugar recóndito,  en medio de un frondoso bosque, en un recodo que dibuja el río, en un lugar apartado que invita al recogimiento. No es por casualidad,  los monjes solían elegir este tipo de ubicaciones como norma general. El monasterio como otros muchos vivió su época de esplendor en la edad media, y posteriormente caería en decadencia hasta llegar a un estado ruinoso. Hoy en día, gracias a una importante labor de rehabilitación  se puede visitar, la entrada solo cuesta un euro. Antes de entrar una de las puertas llama enormemente nuestra atención, se dice que  es  obra de algunos de los discípulos  del gran Maestro Mateo. Una vez en el interior,  vemos la nave central vacía, aun así es impresionante. Por una puerta lateral subimos por unas empinadas escaleras de caracol a lo alto de la torre, donde por un ventanuco se ve el río y el paisaje que lo rodea.



Por las mismas escaleras se baja hasta la cripta, este tramo de escaleras está oscuro, por suerte  nos dieron una linterna en la entrada. Esta otra estancia también está vacía, las columnas nos recuerdan a la nave central, por otras escaleras volvemos a subir a la misma. Salimos al exterior a un patio interior, al fondo están las dependencias donde vivían los monjes, hoy restauradas albergan  una exposición de fotos y objetos antiguos a modo de museo.


Al salir es conveniente darse una vuelta alrededor del monasterio y disfrutar del paisaje que lo rodea, también nos encontramos con el palomar. Desde los alrededores también parte un camino o senda todo por el bosque de unos cinco Km y medio hasta la preciosa fervenza ( cascada ) del rio Toxa, de la que os hablaremos otro día...


Entrada más reciente Entrada antigua

    Share This