Sidebar
Mostrando entradas con la etiqueta Pontevedra. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pontevedra. Mostrar todas las entradas

Monasterio de Armenteira

El monasterio de Santa María de Armenteira se sitúa en la parroquia de mismo nombre del municipio pontevedrés de Meis, en plena comarca del Salnés. Este monasterio es uno de los mejores exponentes del románico gallego aunque tiene huellas de diferentes estilos. Declarado Monumento Histórico-Artístico, sus orígenes están envueltos en leyendas.


Cuenta la leyenda que Ero caballero de la corte de Alfonso VII , por intercesión de la Virgen María, fundó un austero monasterio  allá por el siglo XII. Pasado el tiempo Ero se convierte en abad y un día salió a meditar por el cercano monte Castrove se quedó anonadado por el canto de un pajarillo, al volver al monasterio habían pasado más de 300 años y el lugar estaba totalmente cambiado y lleno de monjes.


El actual monasterio data del siglo XVI - XVII y en los últimos años se ha llevado a cabo una importante labor de conservación y restauración. Actualmente está habitado por un pequeño grupo de monjas que regentan la hospedería y una tienda de pastas y jabones artesanales. En la entrada también encontramos una oficina de turismo Rías Baixas que proporcionas más información sobre la zona.


Como en la mayoría de estos lugares, la parte más impresionante está en el interior ; el claustro, una joya arquitectónica  que invita al recogimiento.


Monasterio de Armenteira

Ruinas de Santa Mariña de Dozo

En la villa pontevedresa de Cambados, conocida por muchos como la capital del Albariño, se encuentran los restos de la antigua iglesia de Santa Mariña. Son los restos de una antigua iglesia gótica con influencias renacentistas, construida en el siglo XV y declarados como Monumento Nacional en 1943. Es un lugar muy muy interesante, con un encanto especial...


Estas impresionantes ruinas pertenecían a una importante iglesia que mantuvo el culto hasta mediados del siglo XIX, a partir de ahí por motivos políticos y religiosos, cayó en decadencia y posterior abandono hasta el estado en que se encuentra hoy. La entrada y los alrededores están completamente ocupados por el cementerio parroquial, del que el célebre escritor Alvaro Cunqueiro decía  que era "o máis melancólico camposanto do mundo " y creo que no le faltaba razón. Las tumbas invaden hasta el interior de la iglesia, lo que resulta difícil de comprender, pero que añade aun más misticismo al ambiente del lugar.



La iglesia consta de una sola nave dividida por cuatro arcos transversales, cinco capillas laterales, sacristía y capilla mayor. En el interior destaca la decoración de los arcos, y detalles como las figuras esculpidas en piedra de los doce apóstoles o los pecados capitales. Si a todos estos preciosos detalles ornamentales añades la isolita visión de mirar al techo y ver el discurrir de las nubes entre los arcos, tienes la sensación de estar en un lugar único, o por lo menos atípico, distinto.


Cambados es una localidad muy bonita que ofrece al visitantes varios lugares muy interesantes por descubrir del que otro día hablaremos. Pero sin duda, si estas por la localidad o alrededores te recomiendo visitar las ruinas de Santa Mariña de Dozo que seguro, que como mínimo,  no te dejaran  indiferente...



Ruinas de Santa Mariña de Dozo

Isla de Ons

La isla de Ons, situada en las Rías Baixas Pontevedra, junto con la vecina isla de Onza y varios islotes  forman el archipiélago de las Ons, este a su vez junto con las ya famosas Islas Cíes y los archipiélagos de Sálvora y el de Cortegada forman el  Parque Nacional de las Islas Atlánticas. A diferencia de las Cíes la de Ons está habitada y hay  un pequeño pueblo...


Para llegar a la isla lógicamente hay que ir en barco, hay varias navieras que ofrecen este servicio desde  distintas localidades de las Rias Baixas. Nosotros salimos desde  el puerto de Portonovo, tras un agradable paseo en barco llegamos al puerto de Ons. La experiencia del barco es de lo más recomendable.


Lo primero que ves al llegar, es la aldea de O Curro, que cuenta con punto de información turística, tres bares,  restaurantes, un hostal, una tienda, centro de recepción de visitantes y hasta una pequeña iglesia... además pueden verse pequeños núcleos de población aislados por toda la isla. La isla también cuenta con una zona de acampada libre, de momento gratuita y controlada previa inscripción en la página web del parque natural.


¿Qué ver y hacer en la isla de Ons ?... Pues básicamente disfrutar de la naturaleza en este paraíso natural. Hay varias rutas de senderismo bien señalizadas que permiten ver y explorar toda o parte de la isla; la ruta Sur de unos seis km, la ruta Norte de unos ocho Km, la ruta del Faro de unos cuatro Km y ruta del Castelo de un Km además hay visitas guiadas gratuitas previa inscripción en la caseta de información. Nosotros aprovechamos la mañana para realizar una de ellas, concretamente la del faro.


La tarde la empleamos en disfrutar de una de las paradisíacas y salvajes playas de la isla. Entre todas ellas destacar la más extensa la de Area dos Cans, también la de Pereiró, das Dornas y Canexol y una naturista la playa de Melide. Un par de apuntes más a tener en cuenta, no os olvidéis de llevar protección solar  y también una bolsa de basura, es curioso pero al ser un parque natural no hay papeleras, toda la basura que generas te la tienes que traer de vuelta.








Isla de Ons

Fervenza do Toxa

La fervenza del río Toxa, situada en el municipio pontevedrés de Silleda, es una de  las cascadas más altas y mas famosas de Galicia. Todo un espectáculo natural de más de 60 metros de altura. La cascada en sí es impresionante, pero también destaca por el paisaje que la rodea. Situada en un frondoso bosque de robles, castaños y otras especies autóctonas, en pleno corazón de  la comarca del Deza.



Desde la localidad de Bandeira no resulta demasiado difícil encontrar la cascada, eso sí, hay que estar especialmente atentos a las indicaciones existentes. Por si acaso os dejo el mapa...


Ver Fervenza do Toxa en un mapa más grande

Una vez encontrada la pista de barro que conduce a la fervenza, se puede recorrer un tramo en coche, después aparcamos y seguimos andando durante medio kilómetro. Un agradable paseo, por un precioso bosque repleto de especies autóctonas, de esos bosques que desafortunadamente ya no abundan. Por entre los arboles podemos adivinar el rió Toxa que muy cerca de aquí desemboca en el Deza, río que da nombre a toda la comarca, y este a su vez desemboca en el conocido río Ulla. Poco antes de llegar a la cascada hay unas mesas y bancos de piedra, ideal para un picnic.



Desde aquí también parte una bonita y muy recomendable ruta de senderismo de unos cinco kilómetros y medio hasta el monasterio de Carboeiro. Un poco más adelante está la preciosa fervenza do Toxa, todo un autentico espectáculo natural!!


Tengo que reconocer que en nuestra visita a la fervenza sufrí dos pequeñas decepciones, tranquilos guardad las antorchas que no es mi intención hablar mal de la cascada ni muchísimo menos. Simplemente que había visto fotos y dado que este invierno por Galicia ha llovido lo que no está escrito, me la imaginaba con mucho mas caudal de agua. La segunda es mas bien una autocrítica, puesto que las fotos que ilustran este artículo creo que no hacen justicia al sitio, no he podido o no he sabido captar toda la magia del lugar. También nos quedamos con ganas de verla en otoño, cuando las hojas empiezan a caer y los bosques toman esas tonalidades marrones, tiene que ser una pasada. Sin duda habrá que volver!



Fervenza do Toxa

Monasterio de Carboeiro


El antiguo monasterio benedictino de San Lorenzo de Carboeiro está situado a orillas del río Deza, en la parroquia de Carboeiro perteneciente al municipio pontevedrés de Silleda. Este monumento histórico-artístico del siglo X, es una joya del románico gallego, declarado como bien de interés cultural. Situado en un frondoso bosque, también destaca por la belleza del paisaje que lo rodea.



Encontrar el monasterio no resulta demasiado difícil si seguimos las indicaciones existentes, tanto desde la localidad de Bandeira como desde Silleda. Eso que está en un lugar recóndito,  en medio de un frondoso bosque, en un recodo que dibuja el río, en un lugar apartado que invita al recogimiento. No es por casualidad,  los monjes solían elegir este tipo de ubicaciones como norma general. El monasterio como otros muchos vivió su época de esplendor en la edad media, y posteriormente caería en decadencia hasta llegar a un estado ruinoso. Hoy en día, gracias a una importante labor de rehabilitación  se puede visitar, la entrada solo cuesta un euro. Antes de entrar una de las puertas llama enormemente nuestra atención, se dice que  es  obra de algunos de los discípulos  del gran Maestro Mateo. Una vez en el interior,  vemos la nave central vacía, aun así es impresionante. Por una puerta lateral subimos por unas empinadas escaleras de caracol a lo alto de la torre, donde por un ventanuco se ve el río y el paisaje que lo rodea.



Por las mismas escaleras se baja hasta la cripta, este tramo de escaleras está oscuro, por suerte  nos dieron una linterna en la entrada. Esta otra estancia también está vacía, las columnas nos recuerdan a la nave central, por otras escaleras volvemos a subir a la misma. Salimos al exterior a un patio interior, al fondo están las dependencias donde vivían los monjes, hoy restauradas albergan  una exposición de fotos y objetos antiguos a modo de museo.


Al salir es conveniente darse una vuelta alrededor del monasterio y disfrutar del paisaje que lo rodea, también nos encontramos con el palomar. Desde los alrededores también parte un camino o senda todo por el bosque de unos cinco Km y medio hasta la preciosa fervenza ( cascada ) del rio Toxa, de la que os hablaremos otro día...


Monasterio de Carboeiro

Torres do Oeste


Las torres del oeste, situadas en la localidad pontevedresa de Catoira, formaban parte de una antigua fortaleza medieval de defensa costera contra los ataques de piratas y las frecuentes incursiones vikingas, normandas y sarracenas. En la actualidad, declarado Monumento Nacional, se conserva una ermita y las ruinas de dos de las siete torres de  una fortaleza clave en la defensa de Compostela.




Las Torres del Oeste se encuentran a orillas del río Ulla en su desembocadura en la Ria de Arousa. Los estudios arqueológicos revelan una fuerte actividad en la zona, tanto en la época castreña, como en la posterior invasión romana, pero no seria hasta la Edad Media cuando este enclave se convertiría en una de las fortalezas más importantes de Galicia. Fue en el siglo IX cuando Alfonso III mandó reconstruir el "Castellum Honesti" con el objetivo de frenar los frecuentes ataques de las expediciones  vikingas y sarracenas que se dirigían a Compostela. La fortificación constaba de siete grandes torres, gruesas murallas y una capilla en honor a Santiago. Posteriormente en el siglo XVI cayeron en el abandono hasta quedar en el estado actual en el que se encuentran. Hoy en día ademas de la capilla,  se conservan  parte de dos grandes torres  , diversas estancias y los restos de las muralla defensiva.



Desde la localidad de Catoira es fácil encontrar las torres, gracias a los numerosos indicadores. Una vez allí la primera pregunta que te viene a la cabeza es ¿ Que  hace este puente aquí ? Supongo que no era posible construirlo un poco más río arriba. Me refiero al tremendo viaducto de la comarcal C-550 que pasa justo al lado, desluciendo el entorno y el encanto del lugar. Aún así la visita, si estáis por la zona, es mas que recomendable.


En el río también podemos ver los "drakar"  que son reconstrucciones de las antiguas embarcaciones vikingas, que se usan el primer Domingo de Agosto, en la famosa "Romería Vikinga".  Donde se representa el  asalto de los ejércitos normandos a las torres de Catoira, todo ello acompañado de buena música y buen vino. Un autentico fiestón  declarado de interés turístico internacional.





















Torres do Oeste

Ermita y playa de A Lanzada

La playa de A lanzada, situada en los municipios de Sanxenxo y O Grove, es una de las más famosas no solo de las Rias Baixas, también  de toda Galicia. Según los recientes premios Traveler´s Choice playas 2013 de TripAdvisor, la séptima mejor de España. A pocos metros se encuentra la pequeña ermita del sigloXII que formó parte de una antigua fortaleza medieval.


La ermita de Nuestra Señora da Lanzada, está situada en el municipio turístico de Sanxenxo, a unos cinco kilómetros de esta localidad. Es una pequeña ermita, sencilla, románica que data del siglo XII y que formaba parte de una antigua fortaleza medieval de defensa costera, principalmente para hacer frente a las incursiones normandas y vikingas. En la entrada podemos ver parte de las ruinas de una torre de la antigua fortaleza. Como buen lugar de Galicia cuenta con su correspondiente leyenda asociada, en este caso un ritual de fertilidad. En el cual las chicas se someten a al baño de nueve olas en la medianoche del último fin de semana de Agosto, al día siguiente deberán acudir para barrer la capilla para así espantar los malos augurios, meigallos y mal de ojo. Otro de los grandes atractivos de este lugar son las preciosas vistas panorámicas que nos ofrece, desde aquí podemos ver la Isla de Ons y las cercanas playas entre las que destaca la enorme playa de A Lanzada.


La playa de A lanzada es un gran arenal de fina arena blanca de unos tres kilómetros de largo. Se encuentra rodeada de dunas, en un paraje natural protegido por Red Natura 2000, que forma parte del complejo intermareal  Umia-O Grove. En forma de media luna, es una playa que da a mar abierto por lo que es frecuente el oleaje moderado, esta es una de las razones que la hacen especialmente atractiva para los amantes de surf  y otros deportes acuáticos. Las fotos pertenecen a este mes de Febrero, en el que hicimos una escapadita por la zona, y aunque había un gran número de surfistas y varias personas paseando, nada que ver con lo que te puedes encontrar por aquí en verano, la verdad es que es una playa bastante masificada o por lo menos lo estaba, las últimas veces que estuvimos en ella en esa época. Durante el verano suele contar con bandera azul y numerosos servicios.




Ermita y playa de A Lanzada